martes, octubre 17, 2006

Centro de Capacitacion Virtual CECAV

CENTRO DE CAPACITACION VIRTUAL
CECAV Colombia S.A
Educación para la Era del Conocimiento
1999


Peter Drucker, uno de los más notables especialistas de gestión empresarial, afirmó en 1993, que las grandes transformaciones sociales se iniciaron cuando la información y el conocimiento empezaron a convertirse en el elemento central del funcionamiento de la economía. El recurso económico básico (el medio de producción) ya no es ni el capital ni los recursos naturales, ni la mano de obra: " es y será el saber o el conocimiento". Hoy día el referente histórico capital-trabajo ha sido sustituido por información-conocimiento.


INVESTIGADOR PRINCIPAL: Francisco Javier Suárez Valencia
PRESENTACION

La Educación es sin lugar a dudas el factor preponderante de desarrollo social y cultural con que cuenta una sociedad. En la actualidad, el avance tecnológico ha posibilitado su resignificación al contemplar nuevos esquemas funcionales que han favorecido considerablemente su descentralización de las Instituciones Educativas tradicionales, ampliando así su cobertura y siendo mayormente equitativa. En la nueva era, la educación ya no sólo busca una formación y preparación temporal, sino permanente, continua y a la medida, una educación para toda la vida o como lo ha manifestado la UNESCO: “Una educación desde la cuna hasta el asilo de ancianos”.

El comercio electrónico, nuevas formas de organización del trabajo como el teletrabajo y la subcontratación, ( outsourcing ), junto a los nuevos conceptos de empresa y organización educativa virtual (universidades, colegios, centros de formación...) son algunas claves de la sociedad del conocimiento.

Toda reflexión sobre el futuro de los sistemas de educación y capacitación debe basarse en un análisis de los cambios que se experimentan en relación con el conocimiento, por ejemplo, la velocidad de la renovación del saber y del hacer. Por primera vez en la historia de la humanidad, la mayor parte de los conocimientos adquiridos por una persona al inicio de su vida profesional, serán obsoletos al final de su carrera. La nueva naturaleza del trabajo, en la que la transacción de conocimientos cobra cada vez mayor importancia ya que cada vez mas, trabajar es aprender, transmitir y producir conocimientos. [1].

El surgimiento de nuevas tecnologías aplicadas a la producción y a la prestación de servicios educativos genera a su vez la producción de nuevos conocimientos, es la generación de una cultura técnica, creativa, colaborativa, cooperativa, participativa, práctica y productiva, donde juegan las modalidades cambiantes del mundo laboral. Se vive ya en la denominada nueva sociedad e industria del conocimiento, es el mundo de la información que conduce a la “aldea global” lo que exige horizontes distintos de acción y participación de las organizaciones para que sean realmente el puente de paso al próximo milenio. “Se asiste a una competencia educativa, que además de investigación y enseñanza, exige aceleradamente información actualizada”. [2]

Todo proceso educativo no termina con la obtención del titulo, por el contrario, una preparación especializada cobra significado en la medida que se apliquen los conocimientos para la generación de soluciones; y el escenario donde se lleva a cabo esta aplicación estratégica de saberes es el entorno laboral, el cual suele incorporar procesos tendientes a la formación y preparación del talento humano en una gran variedad de temas y niveles. El establecimiento de estrategias que favorezcan la administración del conocimiento intelectual corporativo con el uso de tecnologías teleinformáticas permite la reducción de costos, acceso masivo, confiable y permanente a dicha información, un mayor nivel cultural, proactivo y productivo. El enfoque de Empresa Inteligente, Empresa Agil y la Administración del Conocimiento se constituyen en factores fundamentales para ser fortalecidos desde los procesos de formación y capacitación corporativos mediante la incorporación de modelos operativos tecnológico – informáticos.

En la estructura social contemporánea se acostumbra delegar a la Universidad o Centro de Educación Superior, la preparación, formación y certificación de los profesionales, pero, ¿seguirá siendo así en el futuro?. Algunas empresas están empezando a crear programas académicos que estén más acordes con las necesidades sociales y empresariales. La educación y formación permanente es una necesidad competitiva para los profesionales del futuro y una garantía de idoneidad y calidad del talento humano para las empresas. La educación "a la carta" esta llamada a ser protagonista en los procesos de formación y capacitación ya que la certificación la podrá hacer organismos diferentes a los centros de educación superior como las asociaciones de profesionales, las organizaciones y fundaciones educativas en estos casos vale más la experiencia certificada y no los conocimientos adquiridos, ni como o donde se obtuvieron. [3]

La empresa privada, acostumbrada para su supervivencia a manejar criterios de eficiencia, podrá asumir el papel que hoy juegan las instituciones educativas, al menos en lo que tiene que ver con la llamada educación vocacional, especializada y técnica y/o recurrir a Instituciones que preste el OutSourcing educativo especializado.

La prospectiva basada en la planeación mediante la metodología de escenarios futuros anuncia, que para los próximos 10 años un amplio porcentaje de las Universidades existentes hoy habrá reestructurado sus escenarios educativos con apoyo de tecnologías informáticas y una gran cantidad de Centros de Capacitación Especializados habrán sido conformados para cubrir la demanda en cuanto a la formación y capacitación laboral. Estos nuevos escenarios les están permitiendo brindar a las organizaciones inteligentes un nuevo canal de servicio al estudiante, al estudiante trabajador, o estudiante de provincia y a sus clientes; se enfatiza cada vez más la necesidad del trabajo en equipo (groupware) donde se aprecia el feedback o retroalimentación favoreciendo así procesos de aprendizaje y desaprendizaje. (educación continuada, asesoría educativa, soporte integral por demanda, Educación a la medida, Educación permanente y pertinente, capacitación diversificada e investigación). Para ofrecer estos servicios es necesario aprender a configurarlos con criterios de Tecnología Apropiada, de Pedagogía y Metodología innovadores, de Didáctica y Contexto adecuados y pertinentes y replicarlos para el beneficio de la academia y de las empresas, lo que además implica el desarrollo de componentes tecnológicos, la generación de procesos de investigación y la apropiación de un modelo multienfoque centrado en elementos entometodológicos, holísticos y etnográficos. La apertura de estas formas organizativas hacia la conformación de una institución de aprendizaje (Senge, 1995) [4], centradas en el desarrollo de las capacidades creativas de sus componentes, significa adecuar la academia en sus elementos educativos a la visión necesaria para las Instituciones Educativas: empresas del conocimiento. Este tipo de organización se sustenta en cinco principios estructuradores: dominio personal, modelos mentales (Cultura institucional), construcción de una visión compartida, aprendizaje en equipo y pensamiento sistémico. Estos principios o estrategias de las organizaciones inteligentes, constituyen estrategias operativas, que al "entrar" en funcionamiento generan la dinámica de la organización.

Los instrumentos del ciberespacio permiten crear vastos sistemas formativos, capacitivos e informativos de tests en todo momento, y redes de transacción entre la oferta y la demanda de capacidades. Al organizar las comunicaciones entre empleadores, individuos y medios de aprendizaje de todo tipo, las Instituciones Educativas del futuro contribuirán, de esta manera, al desarrollo de una nueva economía del conocimiento y a que la empresa vea incrementada su capacidad de productividad, organización y sistematización alrededor de su información intelectual y expansión del conocimiento propio.

Las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC) facilitan el flujo del conocimiento en las organizaciones de modo que a mayor tecnología, mayor necesidad del talento para competir. Las TIC además de aportar herramientas aportan beneficios inmateriales que se convierten en un activo de primera magnitud. Las organizaciones tienen activos tangibles, que residen en el valor contable de las mismas; pero son los activos intangibles, inmateriales o intelectuales, los que están haciendo funcionar óptimamente a las organizaciones de cara al tercer milenio. Los activos intangibles, que constituyen el capital intelectual, es "la nueva riqueza de las organizaciones". [5]

[1] Artículo de Pierre Levy, Suplemento de, EL COLOMBIANO, Abril 4 DE 19989
[2] LA CONSTRUCCION CURRICULAR COMO RESULTADO DE LA PERTINENCIA SOCIAL Y LA PERTINENCIA ACADEMICA. Nelson Ernesto López Jimenez. Dpto de Psicopedagogía. Universidad Surcolombiana. Seminario Nacional sobre Currículo y Modernindad. Manizales, Febrero de 1997.
[3] Revista Sistemas de la Asociación Colombiana de Ingenieros de Sistemas ACIS, ¿Tiene futuro la Instrucción basada en Internet?, Por Francisco Rueda, 1999.
[4] SENGE, Peter, La quinta disciplina: el arte y la práctica de la organización abierta al aprendizaje. Madrid: Granica, 1995.
[5] CONFERENCIA, El nuevo perfil social y cultural de la era Internet: la sociedad del conocimiento, Luis Joyanes.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal